Sobre cómo diferencias en la unión de los factores de transcripción al ADN pueden definir el destino celular en estadios tempranos del desarrollo embrionario

La unión de ciertas proteínas denominadas factores de transcripción (TFs) a sitios específicos en el DNA modula la expresión de genes. En el caso de desarrollo embrionario, sabemos que esta modulación en cada célula del embrión definen que destino tendrán las mismas. Una pregunta muy importante en este campo es en qué momento del desarrollo las células que componen el embrión comienzan a ser diferentes entre sí.

Utilizando una combinación de técnicas avanzadas de microscopía de fluorescencia y  modelos numéricos pudimos medir la interacción entre TFs y DNA a nivel de células individuales en embriones vivos de ratón.

Nuestros resultados muestran que en embriones formados por nada más que 4 células ya existen diferencias en la interacción de un TF clave para el desarrollo (i.e. Sox2) con el DNA.  Estudiando el destino de la progenie de estas células pudimos observar que aquellas células en las cuales el factor Sox2 presenta mayor interacción con la cromatina contribuyen mayormente a la masa celular interna que posteriormente dará lugar al embrión. Nuestro trabajo aporta evidencias que sugieren fuertemente que heterogeneidades intercelulares en estadios muy tempranos del desarrollo embrionario definen el destino final de la progenie.

Melanie D. White, Juan F. Angiolini, Yanina D. Alvarez, Gurpreet Kaur, Ziqing W. Zhao, Esteban Mocskos, Luciana Bruno, Stephanie Bissiere, Valeria Levi y Nicolas Plachta.